no toma partido

“Jon Nieve leyó la carta una y otra vez hasta que las palabras comenzaron a emborronarse y superponerse.

—No puedo firmar esto. No pienso firmar esto.

Estuvo tentado de quemar el pergamino en aquel mismo instante, pero lo que hizo fue beber la cerveza que había dejado por la mitad durante la solitaria cena del día anterior.

—Tengo que firmarlo. Me eligieron para que fuera su lord comandante. El Muro me pertenece, así como la Guardia. La Guardia de la Noche no toma partido.”

(George Martin. Danza de dragones)