reorganizando

(Sofia Bonati. Luella)

Anuncios

tu hombro

Me gusta que me hagas un hueco en tu hombro
y me preguntes qué tal ha ido todo esta vez.
Y yo le cuente a tus ojos
qué ha sido lo que han visto los míos,
y le susurre a tu corazón
aquello que ha sentido el mío.

Me gusta que me esperes,
que sigas estando cuando vuelvo.
Sé que a veces mi tiempo no sigue los días,
y ha habido esperas
que para mí han durado lo que dura un cuento,
y el reloj habla de meses.

Me gusta que te empapes
de las caricias que ha sentido mi piel,
y a la vez te duelas de sus desgarros,
del desasosiego por no encontrar
una piedra segura en el río.

Y por eso hoy te dejo escrito,
que no hay para mi camino
que no termine en tu hombro,
ni viaje que no nazca de él.

(Susana Vegas. Tu hombro)

la banda sonora adecuada

“Es algo difícil de explicar, pero en aquel momento sentí que lo divino, da igual cómo lo definamos, reside del mismo modo en el cemento y los taxis, que en los ríos, lagos y montañas. Comprendí que la belleza no está ligada a un momento o un lugar. Sólo hace falta la banda sonora adecuada.”

(Josh Radnor. Amor y letras)

fue ella

“Fue ella quien me enseño a observar a la gente. A intentar adivinar lo que se esconde detrás de las apariencias. O al menos a percibir lo que las personas quieren expresar.”

(Aurélie Neyret, Joris Chamblain. Los diarios de Cereza. El zoo petrificado)