una ciudad te espera

“Cuando estábamos juntos en la roca, le dije a Tanios: Si las puertas se cerraran de nuevo ante ti, debes decirte a ti mismo que no es tu vida la que se acaba, sino solamente la primera de tus vidas, y que otra está impaciente por empezar. Embárcate entonces en un navío, una ciudad te espera. Pero Tanios no hablaba ya de morir, tenía una sonrisa en el corazón y en los labios un nombre de mujer.”

(Amin Maalouf. La Roca de Tanios)