los topos

El ataque será al anochecer. Estamos todos en nuestros puestos, atentos a la señal de papá-topo. Nuestro objetivo es claro: conquistar la casa. Mamá-topo organiza la intendencia desde la retaguardia. Y yo, como hermana-topo-mayor, iré a la cabeza de todos mis primos. Los túneles ya están excavados y listos para la invasión. Acceso directo desde la topera a cada habitación.

El plan es atacar todos a la vez. Sorprenderles en la ducha, o lavándose los dientes, o recogiendo la cena. Sorprenderles cuando más vulnerables son: al final del día. Que nos vean bien. Dejar buenos rastros de arena. Entrar y salir de cada cuarto tan rápido que parezcamos un auténtico ejército de topos. Si fallamos, habrá bajas, contamos con ello. Pero el jardín más mullido, con la tierra más esponjosa y más plagada de lombrices, bien merece intentarlo.

Atentos. Papá-topo se levanta. Va a dar la señal.

(Susana Vegas. Los topos)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s