los cuervos

Viernes 29 de octubre: “Aquí, cuando anochece, se oye graznar a los cuervos. Se posan todos en fila en los cables del teléfono, y nos miran. A mí me siguen asustando. Son muy grandes. Echo de menos los vencejos de casa. Echo de menos verles caer en picado para beber el agua de la piscina. Y cómo se juntan en bandadas enormes que llenan el cielo para, justo al meterse el sol, desaparecer entre los árboles que hay detrás del cementerio.”

(Susana Vegas. Los cuervos)

Anuncios

cuentos

Martes 26 de octubre: “He leído mucho estos días. Me he traído tus cuentos. Me apetece, cuando vengas a verme, que nos tumbemos debajo del sauce y me cuentes como terminan, como hacíamos antes. ¿Por qué sigues sin escribir los finales? A veces pienso que a cada uno nos cuentas uno distinto”.

(Susana Vegas. Cuentos)

ya he llegado

Lunes 18 de octubre: “Te escribo para decirte que ya he llegado. El viaje en tren me ha gustado. Hay mucho pueblos que no conocía. Siempre había venido en coche, y la autopista los deja de lado. Hemos parado en uno que era igual al de los abuelos. ¿Te acuerdas cuando fuimos de pequeños? Escariche, creo que se llama. Creo, no estoy segura. Ya estaban empacando la paja para el invierno. He hecho algunas fotos, de esas que le gustan a papá. Se las quiero regalar en navidad”.

(Susana Vegas. El diario)